lunes, noviembre 01, 2010

Where The Wild Things Arrr


(Hay mitos muy raros, mitos personales y también convencionales)

Siempre creí que a prisión llegaban los diarios atrasados, siempre creí que no me agradaban los gatos, que las despedidas peliculescas no eran lo mío, que las nubes son muy bonitas por arriba...

El mito de hoy, es que cuando se esta encabronao, lo mejor para el karma es escribir (o fumar o dormir), te ayuda a desprenderte de cosas, momentos, personas, que quieres retener, que quieres mucho, pero te hacen mal, es cuando tienes una piedra en el zapato y necesitas andar a pie pelado por un rato, por mas cariño que le tengas a tus zapatillas, por mas cómodo y bonito que sea.

Cuando era mas pequeño, tenia un sueño recurrente, que iba a la casa de mi abuela y caminaba por uno de sus pasillos, al principio del pasillo decidía aguantar la respiración, al hacerlo podía flotar, con el paso de los años, el sueño ha evolucionado, ahora solo debo saltar para poder volar en los sueños, incluso puedo invocar a personas y tomarles la mano y hacerlas volar conmigo, pensando que al otro día, en la vida real me dirán: “creo que anoche tuve un sueño raro contigo”, todo un ejemplo de un mito onírico y surrealista del presente, el pasillo la llevaba, se lo llevo el terremoto, pero gracias a el puedo flotar.

Lo que nunca me perdonare, es que no hice como esas personas que tuvieron amigos imaginarios en su infancia, que podían hablar, comer, correr, pelear o simplemente mirarlos con cara de miedo, creo que nunca me lo propuse, me interesaron otras cosas, como entender por que a mi papa le gustaba tanto Zeppelín o porque mi mama le tenia mucho cariño a una radio re fea en la que escuchaba a un tal Juan Lennon, creo que debí tener un amigo imaginario, quizás un Mapache que se llamara Ringo, cuando tenga hijos, le pediré a uno que me ayude a hacer el que nunca tuve, para hacer de el mito algo mas tangible, no real... la realidad real no me interesa mucho últimamente.

No se acerca de que quería escribir, pensaba que de fondo tendría For You Blue, pero me gano Since I've Been Loving You, debo buscar nuevos zapatos, unas chalitas me vendrían bien.

3 comentarios:

Sweet eriatarka dijo...

unas chalitas
unas cholitas
unas chelitas

FEALDAD dijo...

Buena entrada, me gustó la imagen de la piedrita en el zapato, a veces pasa...
Yo sí tuve amigos imaginarios, de hecho cuando chica tenía tantos que no se me ocurrían más nombres y tenía que repetirlos, jajaja, creo que era una forma de estar menos sola o sentirme popular dentro de un grupo, aunque fuera de seres invisibles... mi último amigo imaginario se me desapareció como a los 13, bastante grandecita ya, así que supongo que no hay edad apropiada para tenerlos, sólo basta una cuota de ganas, otra de imaginación y otra de necesidad... de hecho yo estaba pensando en inventarme uno ahora, pero supongo que crearlo junto a un hijo se ve mucho menos sicótico XD.
Saludos y ¡suerte!

Anónimo dijo...

Sr moledor de paltas.......

está re bueno,,, es cm tan natural la forma en que escribes y queda tan bien...

de todas formas, me dejaste marcada con la historia de la gitana y el ojo de esa persona que alguna vez escribiste