viernes, junio 06, 2008

"Fumamputación"

Miraba inmóvil y desde hace mucho tiempo la puerta, veía la foto de la Chan , el humo que salía de su boca comenzó a llenar mi habitación y mi cuerpo, lo comprendí rápidamente y salí en una misión suicida, primero tape tu espalda huesuda y cerré la ventana, como todo suicida kamikaze impulsivo y al mismo tiempo inconsecuente me puse un casco de plumas y las rodillas me las cubrí con pegamento, los pies... los pies no importan, ya no te sigo.

No había nadie en la superficie, esto me inquieto, cuando uno sale a esas horas busca ruido, decidí pasar por el estacionamiento, aquí estaban todos, gritaban y apuntaban enojados, al medio había una hoguera gigante, dentro de ella; un cuerpo, pero dos personas, uno resignado, se notaba en su expresión el sentimiento de culpa y el arrepentimiento, el otro suplicaba piedad y pedía a la multitud que actuara racionalmente, pero ¿qué se puede hacer cuando un siamés es culpable de un crimen y el otro es inocente?, me acerque al fuego, ya que tenia la piel de gallina, el publico enloquecía con el fuego, el conserje intelectualoide me dijo que mejor subiera y con tono serio susurro : “esto es como hace miles de años, ¿no seguimos siendo los mismos?, caminamos erguidos, pero solo nos levantamos para atacar al otro”.

El frió era mas intenso, recordé algo, siempre me ha gustado hacer sonar los dedos, como para sentir que cada parte del cuerpo tiene algo que contarme, ¿o no?, cerré el puño y mis dedos indignados no volvieron nunca mas, solo un muñón burlón me insistía en que siguiera caminando, por cada escalón que bajaba mis piernas perdían piel, llegue abajo (arriba pero abajo) midiendo 30 CMS. menos, me mordí los labios y mi boca desapareció, no quería cerrar los ojos, las lagrimas no ayudaban en nada, cedí y asimismo mis ojos se hicieron una línea, solo quedaba doblar mi cuerpo y viajar a través de mi ombligo, lo hice rápido, pero perdí mi nariz chueca en el camino, afortunadamente ese tal Dios aprendió de sus errores, clave para mi fue mi ombligo, lastima que Adán y Eva no tenían.

Aparecí, pero no donde tenía hacerlo, una abuela empañaba el vidrio y escribía en el: “te quiero mucho”, a su lado, el abuelo casi tuvo un infarto (otro) de la emoción… un momento esto ya lo he vivido esto es un “deja vu” ¿han tenido Uds. uno?

Aparecí, pero no donde tenía hacerlo, una abuela empañaba el vidrio y escribía en el: “te quiero mucho”, a su lado, el abuelo casi tuvo un infarto (otro) de la emoción… un momento esto ya lo he vivido esto es un “deja vu” ¿han tenido Uds. uno?

Cuando eran aproximadamente las 5-6 de la madrugada conseguí lo que había salido a buscar, en este momento me di cuenta que ya no era muy tarde, todo lo contrario, había pasado a ser muy temprano, es como eso del amor-odio, pero Mad Allen me retaría si me pongo cliché, puse música de fondo en mi vida y subí a la bicicleta (Lived In Bars (de fondo)), guarde lo que querías en mi bolsillo izquierdo.

El pasillo estaba lleno de humo, sonreí, metí la mano a mi bolsillo, pero ya no estabas, una nota me pedía que por favor dejara de mirar la puerta.

Ahora te miro por la ventana y con mucha gracia consigues tomar un taxi.

2 comentarios:

Sweet eriatarka dijo...

"Fumamputación" = "El cienpies sin pies"

valeria dijo...

Que bueno el texto.. pero eso si, no se quien es la chica de la foto :)

bonitos textos, hace tiempo no pasaba por aca, saludos!